Select Page

Para crear riqueza sólo hay que tener la mentalidad correcta. Pero si es así de fácil, ¿por qué no todo el mundo lo logra?

Porque los hábitos vienen de lo que hemos hablado. Lo que hablamos vienen de lo que hemos pensado. Lo que pensamos vienen de nuestros patrones de pensamiento y eso, es lo más difícil de cambiar.

Sin embargo, si ya tienes los patrones de pensamiento correctos, podemos comenzar con estas tres acciones:

1. El reto del 50%

Cuando te llega tu cheque o te llegan los rendimientos de las inversiones o tus comisiones, usa solamente el 50% para tus gastos. Estos gastos son de vivienda, auto, seguros, hijos, alimentación, transporte, recreación, etc. Aquí se incluyen todos los gastos y las necesidades básicas tuyas y las de tu familia.

2. Invierte en ti mismo

En ocasiones, cuando nos casamos y llegan los hijos, nos olvidamos de nosotros como seres humanos que debemos seguir creciendo. Un 10% de tus ingresos debe ir en el rubro de crecimiento personal. Seminarios, viajes, libros, conferencias, diplomados, todo lo que te ayude a ser la mejor versión de ti mismo.

Todo está en constante crecimiento. Lo que no crece, se muere. Click To Tweet

3. Capital feliz

Otro 10% debe ir en este rubro para que tengas experiencias de riqueza. Como dije anteriormente, los patrones de pensamiento son los más difíciles de cambiar.

Pero ¿qué tal si nos premiamos con una cena en un restaurante elegante sin mirar los precios? O ¿qué tal si nos llevamos cierta cantidad de dinero y nos lo gastamos todo en nuestra tienda preferida? Eso va a cambiar nuestro patrón de pensamiento acerca del dinero. Y ese dinero ya estaba destinado para ese mismo propósito.

4. Dar

Otro 10% debe ir en el rubro de contribución. Los multimillonarios y los que van en ese trasegar saben que existe una ley de siembra y cosecha, de dar y recibir.

Cuando tú das a los demás, estás sembrando en otros. Y esa siembra siempre da fruto. Además, sin importar cuánto des, el principio del dar se volverá un hábito y serás ejemplo para tu familia y para los que te rodean.

5. Capital para invertir

El último 20% debe ser capital para invertir. Este es el dinero que vas a apartar para formar riqueza. Estos dineros son los que se van a poner a trabajar para ti.

Inversiones en el mercado bursátil, en un negocio que ya tenga un modelo de rentabilidad positivo, como cuota inicial para una casa que vas a alquilar, etc. Este capital no es para ahorrar para los “inviernos de la vida” o para “emergencias” porque si la intencionalidad es negativa (como para cuando pase algo), pues adivina ¿qué va a pasar? Va a llegar ese invierno o esa emergencia.

En todo lo que piensas, se expande. Así que piensa todo lo bueno, lo agradable, lo perfecto. Click To Tweet

Recuerda que en lo que nos enfocamos, se expande. De la misma manera, donde hay enfoque fluye la energía y se encuentran los resultados.

Igualmente, si no puedes hacer el reto de 50%, haz uno que te sirva. 60, 70, 80% hasta que puedas llegar a este nivel. Si quieres tener libertad financiera, estos 5 hábitos te van a llevar más cerca de esa meta.

Cuéntanos en los comentarios cómo distribuyes tu dinero y qué medida vas a tomar para crear riqueza.

Compártele este artículo a alguien que necesite mejorar su situación financiera.

Y recuerda seguir buscando y trabajando para alcanzar tus sueños, pues no hay nadie en el mundo como tú y el mundo necesita lo que tú tienes para dar.

Abrazos y besos,
Diana.-

Comenta con Facebook

Subscríbete a nuestro Newsletter

Subscríbete a nuestro Newsletter

No te pierdas ninguna actualización!!

Te has suscrito exitosamente!

Pin It on Pinterest

Share This